Quiénes somos‎ > ‎

Quiénes somos

La Cámara Nacional de la Industria Molinera de Trigo (CANIMOLT) es una organización creada con base en la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones para representar y defender los intereses legítimos de los industriales molineros, fabricantes de harinas y sémolas de trigo. Es una institución de interés público, autónoma, con personalidad jurídica y patrimonio propios y, por dicha ley, es un órgano de consulta y colaboración obligada del Estado. CANIMOLT fue fundada el 31 de enero del 2005 como resultado de la integración de 6 Cámaras y Asociaciones regionales molineras cuya mayor antigüedad se remonta a 1948.



Su misión también es promover, orientar, fomentar y prestar servicios al sector industrial molinero de trigo, haciendo todo tipo de gestiones ante autoridades federales, estatales o locales para solicitar la expedición, modificación o derogación de leyes, reglamentos o cualquier disposición jurídica que permita proteger el desarrollo de la industria. Procura, a su vez, la unión, coordinación y cooperación de las empresas que integran el sector.



CANIMOLT representa a más del 80% de la industria nacional; atiende a 75 plantas industriales harineras integradas en 33 empresas ubicadas en todo el territorio nacional; es el principal vocero del sector; es socio fundador de la Asociación Latinoamericana de Industriales Molineros (ALIM) desde 1982 y busca ser una organización líder en el ámbito empresarial mexicano y latinoamericano bajo una visión de altos valores éticos, morales y de responsabilidad social.



CANIMOLT orgullosamente expone y promueve a una de las industrias más antiguas del continente americano, ya que su origen data desde los primeros años de la conquista de México. Hoy, la industria molinera nacional tiene una misión y una visión muy diferentes a las de otras épocas en que era “regulada” por el Estado a través de subsidios, pues está comprometida con las reglas de la competencia y el libre mercado, así como con la competitividad y la eficiencia. Dichas características la han ido consolidando y modernizando lenta pero inexorablemente.