Cereales‎ > ‎

Qué son los cereales

Históricamente, los cereales son los alimentos más importantes en la dieta humana y animal, debido a sus altas cualidades nutrimentales, ya que contienen hidratos de carbono, proteínas, sales minerales y vitaminas, nutrientes indispensables para el ser humano; además de bastante fibra. A diferencia de otros alimentos, los cereales pertenecen a un grupo de plantas de la familia de las gramíneas, presentes en prácticamente casi todos los países del mundo y se han constituido, desde siempre, en la base de la alimentación de sus pobladores.


El cultivo de cualquier cereal es relativamente sencillo y de bajo costo, por ello todas las civilizaciones que han habitado el planeta lo han tomado como fuente de vitaminas, minerales, proteínas, entre otros nutrientes.


Se caracterizan porque la semilla y el fruto son una misma cosa. Están compuestos por la cascarilla que esta integrada por fibras de celulosa que contiene vitamina B1, el germen que contiene grasas insaturadas, y la almendra interna que se compone de almidón.


Los principales cereales que se consumen son el trigo, el arroz, el maíz, el centeno, la cebada, la avena y el mijo.


El desarrollo en la siembra de estos alimentos, se ha dado dependiendo de la ubicación, el clima, los tipos de tierra y los hábitos de consumo de los pobladores, que están estrechamente relacionada con su cultura. Así, el trigo se consume principalmente en los países de Europa y el Norte de América, el maíz en Norte, Centro y Sudamérica, el arroz en Asia, y en África además del mijo, también se consume trigo y ahora maíz. En el caso de avena y centeno su consumo es menor y su localización es más bien hacia los países del norte del planeta.


Se dice que un país bien alimentado consume poco más de 160 kilos por persona al año, a través de sus diferentes modalidades. Un país con deficiencias en la alimentación estará por debajo de los 90 kilos.


Cabe destacar que su riqueza alimenticia, además de proteínas, vitaminas y minerales, esta en su biodisponibilidad, y en sus muy variadas formas de prepararlos y de procesarlos.


Los cereales son un maravilloso alimento que se puede preparar en muchísimas y exquisitas formas. El trigo se consume a través del pan, galletas, pasteles, pastas para sopa, tortillas, hojuelas, pulidos, en harinas refinadas o integrales, e incluso se hacen todo tipo de bebidas.