Harina‎ > ‎

Nutrición

Cualidades Nutrimentales

Casi la totalidad de las harinas de trigo mexicanas están fortificadas con vitaminas como la niacina (B3), riboflavina (B2), tiamina (B1), ácido fólico, hierro y zinc.


El Gobierno Federal y los industriales molineros de trigo mexicanos, pretenden incrementar el combate contra la desnutrición y la anemia que son los padecimientos más graves del país, además de combatir otras enfermedades específicas como la anencefalia, columna bifida que afecta a los bebes durante el proceso de gestación o embarazo, o incluso pretende atender problemas de crecimiento.


Con la adición o fortificación de las harinas, fundamentalmente las mujeres y los niños al consumir pan, galletas, sopas de pasta y tortillas de harina de trigo, mejorarán su alimentación, ya que contienen:


  • Vitamina B1 (tiamina), necesaria para el funcionamiento del sistema nervioso y ayuda a liberar la energía de los carbohidratos.
  • Vitamina B2 (riboflavina), ayuda a formar glóbulos rojos y material genético.
  • Vitamina B3 niacina, necesaria para el funcionamiento del sistema nervioso y digestivo.
  • Hierro, que permite eliminar o disminuir problemas de anemia ferropriva.
  • Zinc, el cual contribuye al mejor desarrollo o crecimiento en los niños, es necesario para el metabolismo y la digestión. Ayuda a sanar heridas y a reparar los tejidos.
  • Ácido fólico o folacina, que permite disminuir problemas de anencefalia o del tubo neural (columna bifida), en el periodo de gestación, por lo que se recomienda la ingesta por parte de las madres embarazadas
Por lo anterior, la Industria Molinera de Trigo de México, recomienda mejorar la dieta alimenticia consumiendo los nuevos y nutritivos panes, galletas, sopas de pastas y tortillas, hechas con harina de trigo mexicana.